“El sistema de trasplantes resiste porque es fuerte, pero ya hay mucha tensión”

La crisis aún no ha hecho mella en el sistema de trasplantes, uno de los grandes logros de la sanidad pública española. "Resiste bien porque es fuerte", ha asegurado esta mañana el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, que sin embargo ha advertido: "Pero el sistema ya está en niveles enormes de tensión, y hay que ser conscientes de ello". Matesanz ha intervenido en una jornada organizada por la Comisión Europea sobre trasplantes y transfusión de sangre que reúne hoy y mañana a expertos de distintos países.

"La gente no es menos generosa por la crisis, pero la escasez de recursos hace que tengamos más dificultades", ha asegurado Matesanz, que reconoce que "las restricciones en los hospitales se notan". Según el director de la ONT, si el sistema todavía aguanta es gracias a los profesionales que lo sacan adelante entre recortes de medios (cierre de camas de UCI) y de personal (menos suplencias): "Todo este sistema está llevado por funcionarios, que han perdido del orden del 25% de su poder adquisitivo en los últimos tres años. Que a pesar de ello mantengan el entusiasmo es de agradecer", ha asegurado a EL PAÍS.

Los sistemas de trasplantes deberían ser como el español, ha defendido Matesanz durante su intervención. Es decir, públicos, de forma que garanticen la igualdad de acceso y la equidad. "En España no vamos a introducir ninguna compañía privada, porque esa es nuestra filosofía y la vamos a mantener". Tampoco habría empresas interesadas en entrar en el sector, ha añadido el director de la ONT: "Los trasplantes no son negocio".

Matesanz ha mencionado el caso de Grecia y de Portugal, donde la situación de su economía se ha traducido en un descenso de los trasplantes. En Grecia, durante los dos primeros años de crisis, la donación se redujo a la mitad, ha explicado, aunque sus cifras ya eran bajas, por lo que considera que el caso no es tan preocupante como el de Portugal, que había alcanzado tasas cercanas a las de España.

Matesanz se ha referido al recorte del 20% en las subvenciones para formación en trasplantes que se conocieron hace un par de meses. "Mantenemos el 80% y, de todas formas, la ONT es una organización pequeña; el problema no es el dinero que tengamos nosotros. Lo que puede afectar al sistema son las estrecheces. Nosotros somos el organismo impulsor, pero si hay menos camas de UCI, menos personal de guardia, etc.es cuando el sistema se resiente".

El responsable de trasplantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el español José Ramón Núñez, ha recordado que el 10% de los órganos con los que cada año se realizan en el mundo unos 112.000 trasplantes proceden del tráfico ilegal. Núñez ha precisado que se trata de una estimación, puesto que no hay datos oficiales de una actividad "mafiosa y oculta". Los beneficiarios de este tráfico ilegal son personas de "países ricos" como Israel, Estados Unidos, China o La India. Personas que, ha añadido, "se aprovechan de la desgracia" de ciudadanos de países pobres como  Pakistán, Costa Rica o Perú.